Comparte este artículo o envíalo por email

Blefaroplastia. Rejuvenecimiento de la mirada con nuevas técnicas para una recuperación más rápida

Los signos de la edad y el cansancio se ven reflejados inmediatamente en la mirada y por extensión, en la expresión de todo el rostro. El tratamiento más adecuado para volver a tener un aspecto más juvenil es la blefaroplastia, una intervención que ha experimentado en los últimos años muchos avances debido a que las estructuras no se eliminan sino que se recolocan. De esta manera, el resultado es muy natural, convirtiéndose en una cirugía ideal, la que no se ve pero que todos aprecian.

El médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, Jaime García, realiza de manera habitual este tratamiento tanto en hombres como mujeres y explica que “cada vez se lleva a cabo en edades más tempranas convirtiéndose en el primer contacto de los pacientes con una cirugía facial”.

blefaroplastia dr jaime garcia

A partir de los 40 años

Aunque no hay una edad específica para someterse a una blefaroplastia, muchas personas a partir de los 40 años ya presentan en el rostro síntomas de cansancio o de haber dormido mal que se convierten en algo permanente y “este tratamiento garantiza además de un evidente rejuvenecimiento, unos resultados más duraderos que cualquier otra opción” asegura el cirujano plástico Jaime García.

El hecho de que esta cirugía haya experimentado un auge se debe a la evolución de la técnica que permite cambiar una mirada envejecida, triste o cansada mediante una intervención que tiene una rápida recuperación debido a que, en la mayoría de los casos, se realiza con cirugía ambulatoria.

blefaroplastia dr jaime garcia

Párpados y bolsas

La blefaroplastia actúa sobre párpados caídos y bolsas en los ojos pero a veces, se aprovecha la intervención para acometer procedimientos como un lifting facial o frontal y otros procedimientos, como los injertos de tejido adiposo. “Lo más frecuente es que se realice de manera aislada y se sitúa como el primer tratamiento facial que nos ayuda a mantener el aspecto juvenil que todos deseamos”, añade Jaime García.

Una blefaroplastia se suele realizar con anestesia local y con el paciente sedado para una mayor comodidad. La operación suele durar de una a dos horas. Generalmente, las incisiones se colocan dentro de las líneas naturales de los párpados con el fin de que pasen desapercibidas. A través de las incisiones la grasa se recoloca o se extirpa. Finalmente las heridas se cierran con suturas muy finas.

blefaroplastia dr jaime garcia

Cómo es la recuperación

El doctor Jaime García advierte que el postoperatorio puede ser llamativo en los primeros 3 ó 4 días en algunos casos, pero el especialista afirma que “generalmente la mayoría de los pacientes pueden incorporarse a su vida normal con confianza en unos 7 a 10 días, y lógicamente, su aspecto lucirá mucho mejor pasado al menos un mes”. En la actualidad hay además medidas antiedema que han reducido mucho el periodo de recuperación.

El restablecimiento depende del ritmo de curación de cada paciente y sobre todo a la hora de seguir las indicaciones del cirujano especialista que ha practicado la intervención como reducir la actividad física, no exponerse al sol sin filtro solar o no tomar alcohol durante unos días. Los pacientes tienen que saber que inicialmente, las cicatrices estarán algo enrojecidas, pero irán empalideciendo progresivamente con el transcurso de los meses hasta quedar como líneas prácticamente invisibles.

blefaroplastia dr jaime garcia

En manos de un profesional

Por todos estos motivos, es importante ponerse en manos de un médico especialista en cirugía plástica, estética y reparadora, un paso esencial para el éxito de la intervención porque además de conocer las últimas técnicas, tiene la preparación, formación y experiencia para eliminar los signos de envejecimiento sin que el paciente pierda su personalidad.