Comparte este artículo o envíalo por email

La mamoplastia o cirugía de aumento de mama es la intervención de cirugía plástica más demandada en el mundo. Y aunque los motivos que llevan a una mujer a querer realizarse un aumento de mama son muchos, como pechos asimétricos, desarrollo anormal o reconstrucción, generalmente se trata de razones estéticas. Así lo confirma el doctor Jaime Antonio García, médico especialista en cirugía plástica reparadora y estética.

El aumento de mama es una cirugía que presenta muchos beneficios sobre todo por los resultados tan gratificantes para las pacientes que ven casi, de manera inmediata, la mejoría en tamaño y forma de su pecho y ello les hace además, incrementar su autoestima. Pero entre las ventajas de esta intervención también está la calidad de las prótesis e implantes que aporta seguridad a las pacientes y la rápida recuperación.

Rápida recuperación

A pesar de lo que muchas personas piensan “el periodo de recuperación de una mamoplastia de aumento de mama es realmente ágil porque generalmente la paciente puede comenzar a hacer su vida normal en dos semanas”, explica el cirujano plástico Jaime García.

cirugia de aumento de pecho

El aumento de mama es una intervención que, en la mayoría de los casos), permite a la paciente volver a su casa tras 24 horas e incluso  el mismo día. El cuerpo comienza el proceso de recuperación tras la cirugía, hay que tener en cuenta que las primeras 24 horas son las más incómodas debido al cansancio y a las molestias que son diferentes en cada paciente.

A partir de este momento, Jaime García asegura que “es determinante que se sigan todas las recomendaciones, pautas y cuidados prescritos por el cirujano. Es vital saber que una buena recuperación y el éxito de una intervención depende de ello”.

Qué pasa después de la operación

Una vez la paciente llega a casa, es aconsejable tomarse un tiempo para retomar su trabajo y adaptarse a la rutina. Este periodo será aproximadamente de una semana y es el momento de prevenir infecciones y de que no se abran las heridas. Durante estos primeros días es normal notar presión en las mamas ya que los tejidos se está ajustando al nuevo tamaño. Generalmente, se debe usar un sujetador especial, de tipo quirúrgico, durante aproximadamente unas cuatro semanas.

jaime cirujano aumento de mama

Aunque la mayoría de las pacientes puede comenzar a trabajar después de unos días, hay que tener claro que se ha de evitar una intensa actividad que involucre a los músculos de pechos y brazos. A veces el cirujano recomienda la realización de masajes para evitar el endurecimiento que la cápsula que rodea el implante.

Las mujeres tienen que saber que las mamas estarán hinchadas y sensibles al contacto físico hasta un mes después de la operación. La suturas deben ser retiradas, en una o dos semanas aunque si “se experimenta cualquier síntoma como hinchazón, fiebre o enrojecimiento se debe acudir al cirujano plástico” puntualiza Jaime García.

Tras la recuperación de una mamoplastia o cirugía de aumento el único cuidado que han de tener las pacientes es realizar revisiones periódicas en el caso de contar con implantes mamarios.

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

 

Guardar