Comparte este artículo o envíalo por email

La feminización de la mama masculina y un tamaño excesivo de la misma es un problema muy molesto que sufren muchos hombres y puede causar complejos. Jaime Antonio García Pérez, médico especialista en cirugía plástica reparadora y estética revela que para ellos “la solución se llama tratamiento de la ginecomastia para eliminar los tejidos en exceso o patológicos”.

Aunque no es tan conocido como la reducción de mama en la mujer, el tratamiento de la mama masculina “es una intervención bastante usual”, avanza el cirujano. Y es que los hombres también poseen mamas pero están poco desarrolladas con forma, tamaño y posición muy diferente a la femenina.

ginecomastia 3

Los mejores candidatos

Según explica el doctor Jaime García “el problema para ellos se produce cuando el aumento de las mamas o el aspecto femenino de estas no desaparece de forma espontánea. En estos casos la cirugía es la opción más efectiva”. Aunque se puede presentar en cualquier edad, es muy frecuente en adolescentes a quienes les puede suponer un importante condicionante en su vida cotidiana.

Los mejores candidatos para el tratamiento quirúrgico de ginecomastia son aquellos hombres cercanos a su peso ideal que presentan unas mamas exageradas en relación a su constitución o con aspecto femenino.

 

Recuperar la autoestima

Gracias a este tratamiento de ginecomastia los hombres podrán sentirse bien consigo mismos y realizar actividades habituales como hacer deporte o vestir como deseen. Este tratamiento mejora la figura corporal masculina considerablemente, “con las mínimas señales de cirugía por lo que quienes se someten a este tratamiento suelen estar muy satisfechos”, reconoce el cirujano Jaime García.

Quien esté pensando realizarse esta intervención primero tendrá que acudir a la consulta del cirujano plástico para evaluar su situación, ver qué método es el más adecuado para su caso y sobre todo informar al paciente de los resultados que puede esperar y resolver todas sus dudas.

jaime garcia cirujano

La opinión médica

Esta visitas son imprescindibles ya que el médico especialista es el único que está cualificado para determinar cómo se abordará el tratamiento en función de las características de la mama. En el caso de que no sea demasiado grande y no esté caída la mejor opción es realizar una liposucción, con anestesia local y sedación.

Pero, como informa el doctor Jaime García, “cuando las mamas son excesivamente grandes, están caídas o tienen exceso de piel, es recomendable practicar una mastectomía”. Es una intervención que puede necesitar anestesia general y una noche de ingreso en hospital. Además permite también definir los pectorales para hacerlos más atléticos incluso con lipoimplantes.

Cómo cuidarse tras la operación

En ambos casos tras la operación se coloca una faja especial de compresión, que hace de vendaje y facilita la adaptación de la piel. El cirujano Jaime García asegura que “transcurridos unos dos meses, el resultado de la operación es ya bastante visible pero es importante cuidar el peso para evitar que un aumento considerable de éste pueda modificar el resultado”.

 

Guardar

Guardar