Comparte este artículo o envíalo por email

Reducción de mamas ¿estética o salud?

A  pesar de los estereotipos físicos del modelo de mujer con pecho grande, tener unas mamas desmesuradas supone un problema de salud para un alto porcentaje de mujeres con hipertrofia mamaria. El médico especialista Jaime Antonio García Pérez, sabe que, en muchos casos, “es un inconveniente que incide negativamente en su calidad de vida causando no sólo problemas físicos, sino también psicológicos ya que puede suponer un impedimento para relacionarse con los demás provocando a estas mujeres una baja autoestima”.

 

reduccion mama

Consecuencias físicas

Vivir con senos grandes puede causar problemas que van más allá de la estética porque el tamaño y el peso de las mamas grandes implica, en algunos casos, sufrir de manera crónica el dolor que ocasiona el peso del pecho en espalda. Algunas mujeres no pueden estar sentadas mucho tiempo sin un respaldo porque empiezan a sentir dolor en la espalda baja y en la cintura.

Según nos explica el doctor García, “las mamas deben estar a cierta altura y tener un peso adecuado a las características físicas de cada mujer y cuando eso no es así, acaba afectando a la postura la musculatura de la columna”.

Pero además, también ocasionan “trastornos en cuello, hombros, cervicales así como dolores musculares o de postura, vértigo e incluso, pueden provocar dificultades respiratorias”, señala el especialista.

 

reduccion mama

Deterioro de la piel

Los problemas de salud también afectan a la piel porque, como nos explica Jaime García, en un pecho grande es frecuente la dermatitis, infecciones cutáneas por los surcos en la piel o deformidades en hombros ya que puede desaparecer el tejido subcutáneo. Usar sujetador apretado para la contención de las mamas puede impedir que la piel respire y generar sequedad, erupciones e infecciones. Otra de las consecuencias es el sudor que se produce debajo de los senos, que además de ser incómodo, causa mal olor, erupciones y picor. Por todo, parece bastante evidente que, como indica Jaime García,

“la reducción de mamas es una intervención que generalmente, se realiza por un problema físico más que por motivos estéticos.”

 

reduccion mama

 

Consecuencias psicológicas

Pero no todo acaba aquí porque además, “las mamas de gran tamaño son una incomodidad social que complica la vida diaria de las mujeres llegando incluso, a presentar alguna alteración psicológica porque su autoestima es baja y puede impedir relaciones con los demás” añade el cirujano plástico.

Las mujeres con mamas grandes sufren frustración a la hora de encontrar la ropa de su talla con la que sentirse bien. La hipertrofia mamaria no permite a las mujeres realizar deporte en libertad porque por ejemplo, no pueden hacer todos los ejercicios de una tabla de gimnasia debido al tamaño de los pechos. Además, para correr o bailar han de utilizar unos sujetadores especiales para evitar que los pechos «reboten» con el movimiento, algo que lejos de ser gracioso, es bastante doloroso.

Todas estas consecuencias físicas, molestias, la baja autoestima y el gran interés de las mujeres por su imagen corporal, son los motivos más frecuentes por los que deciden visitar a un médico especialista para someterse a una reducción de mamas. Es una intervención que generalmente, se realiza para aliviar un problema físico más que por motivos puramente estéticos.  La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

 

Cuándo hacer la reducción de mamas

Según el criterio del doctor Jaime García, “en la mayoría de los casos, para acometer una reducción de mamas se espera hasta que el pecho se ha desarrollado, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes porque la dimensión y deformidad de las mamas ya puede notarse en algunas adolescentes”.

En el caso de las mujeres que desean dar el pecho a sus hijos se recomienda que esta intervención se haga después. La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además se puede disminuir el tamaño de la areola.