Comparte este artículo o envíalo por email

Renovación de implantes mamarios

El cambio de las prótesis de mama sigue siendo una de las cuestiones que más dudas genera en las pacientes y por eso el doctor Jaime García, médico especialista en cirugía plástica, reparadora y estética desmiente algunos falsos mitos que siguen existiendo sobre este tema.

En primer lugar, el cirujano Jaime García quiere que dejar claro que un implante mamario no es para siempre porque, aunque las prótesis han avanzado y se han perfeccionado mucho con tecnología y materiales más duraderos, aún no hay implantes en el mercado que duren toda la vida. “Con el paso del tiempo los materiales pierden las características que los hacen válidos para su uso y es necesario sustituirlos”, asegura el doctor.

 

Es falso que un implante mamario dure toda la vida y quien lo garantice está ocultando la verdad

Cuándo se renueva el implante

La siguiente duda habitual es cuándo hay que sustituir la prótesis. El doctor García nos explica que “depende de cada caso particular, no hay una fecha exacta para efectuar el cambio porque la vida de un implante actual puede ser de unos 15 años pero también los hay que han aguantado hasta los 25 años”. Lo recomendable es pensar en sustituirlo a partir de los 12 o 13 años porque el porcentaje de envejecimiento a esa edad es ya alto.

No hay que sustituir una prótesis a la fecha exacta de 10 años

El retraso en el cambio de las prótesis se debe a su mejor calidad porque están fabricadas con los mejores materiales preparados para que ocasionen menos problemas. Por lo tanto, su renovación depende de que surja algún problema o que el médico lo recomiende por su estado.

Seguimiento médico

Para llevar un control de las prótesis, Jaime García indica que la mejor opción es “la revisión periódica es la medida más adecuada para el seguimiento por parte del médico especialistas en cirugía plástica reparadora y estética que comprobará el estado de los implantes”. Lo más habitual es que esta revisión de produzca cada dos años durante los 10 primeros años y, a partir de ese tiempo, la revisión será anual.

El cambio de prótesis depende de cada paciente y para determinarlo es importante la revisión periódica con el médico especialista.

El seguimiento de los implantes es necesario para detectar cualquier signo que indique que es necesario el cambio y también para prevenir cualquier problema que puede aparecer en cualquier momento.

protesis4

Rotura y contractura capsular

Si hablamos de cuáles son los problemas más habituales el cirujano plástico Jaime García informa que la rotura es uno de los problemas más habituales que puede presentar una prótesis “aunque en la actualidad es más difícil que eso suceda porque el material es más resistente y su mayor cohesión garantiza que si se rompe, el gel no se expanda pero aún así, habrá que cambiarlo”.

Otra causa para necesitar sustituir el implante es la contractura capsular que se produce cuando se endurece la cápsula fibrosa que se crea alrededor de los implantes, y en ese caso, el doctor García explica que “habría que eliminarla y sustituir el implante. No es algo frecuente pero puede ocurrir y depende mucho de cómo reaccione el cuerpo del paciente”. Otros motivos de renovación de prótesis son una posición indebida, seroma, inflamación o los cambios corporales que puedan sufrir las pacientes e incluso, un mal resultado de la intervención.

En la actualidad, las prótesis de mama ocasionan menos problemas debido a su elevada calidad, alta cohesión y resistencia

Cambio profiláctico

Jaime García recuerda que el implante también puede reemplazarse por una razón profiláctica, motivado por la recomendación del médico especialista que aconsejará “cambiar la protesis antes de que aparezca un problema, que haya pasado el tiempo suficiente para poder considerar la operación amortizada, y el implante tenga una edad de manera que en implantes de esa edad el numero de ellos que ya necesita recambio sea muy alto”, según sus palabras.

Jaime García es partidario del recambio profiláctico porque presenta una gran ventaja al no haber problemas es un procedimiento sencillo, simple, rápido que se realiza con anestesia local y no tiene efectos secundarios como la inflamación.

La sustitución profiláctica es la más recomendable porque no da lugar al deterioro de la prótesis y el más sencillo.

Cirugía de cambio de prótesis

La cirugía de cambio de prótesis consiste en la retirada de las prótesis y colocación de las nuevas en una intervención que incluso se puede aprovechar para cambiar el tamaño según el deseo y la necesidad de la paciente. Además, “se pueden solucionar problemas ocurridos en la primera cirugía como la caída de las mamas que puede ser corregida mediante una mastopexia”, añade el doctor García.

Implantes

El aumento de mamas es la cirugía que más habitual en España y por lo tanto, con un mayor nivel de seguridad. Los avances de la tecnología han permitido que los implantes estén mucho mejor fabricados con materiales que ayudan a una gran adaptación. Todo ello supone una duración mayor en el tiempo y que aguanten en mejor estado.

Trabajamos con implantes anatómicos de elevada calidad con más capas, mayor resistencia, flexibilidad e impermeabilidad.

Como siempre el cirujano Jaime García nos recuerda que para “aumentar esta seguridad y garantías la mejor opción es confiar todo el proceso de diagnóstico, indicación, planteamiento, tratamiento y revisiones sólo a un médico especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética”.