Comparte este artículo o envíalo por email

CIRUGÍA DE LA MIRADA

El sol aporta grandes beneficios para el organismo ya que ayuda a generar vitamina D pero hay que saber que la exposición excesiva a los rayos solares es el principal factor externo que provoca el envejecimiento cutáneo prematuro además del riesgo de padecer cáncer. El deterioro que producen los rayos solares se llama fotoenvejecimiento y la piel que lo sufre presenta arrugas más profundas.

Es evidente que “el sol acelera los procesos de envejecimiento facial pero hay un procedimiento, llamado cirugía de la mirada que nos ayuda a que nuestra piel vuelva a lucir más joven” como nos ha explicado Jaime Antonio García, médico especialista en cirugía plástica, reparadora y estética.

cirugía de la mirada - blefaroplasttia

ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO Y LAS TEMIDAS ARRUGAS

La piel de la cara siempre está bajo los rayos solares, incluso aunque esté nublado. Por eso la prevención es tan importante en cualquier época del año. Si no se siguen las recomendaciones de exposición sin protección, que oscilan entre unos 10-15 minutos al día, se elevan las probabilidades de padecer quemaduras y acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo.

Tras largas exposiciones al sol como sucede en el verano, las células de la piel ya no funcionan correctamente, no se recuperan bien, producen menos melanina, colágeno y elastina. La piel se vuelve más fina, seca, áspera, y es cuando pueden aparecer manchas y las temidas arrugas en la zona facial y en el cuello.

 

cirugía de la mirada - blefaroplasttia

TÉCNICA INNOVADORA

Como ya ha avanzado el doctor García, “el tratamiento más adecuado para paliar las consecuencias del sol y lucir un aspecto más juvenil es la cirugía de la mirada llamada blefaroplastia”. Es una intervención quirúrgica que el cirujano plástico Jaime García realiza de manera habitual en su clínica para, según concreta, “corregir el exceso de grasa, piel y músculos de los párpados superiores junto con las bolsas bajo los ojos con el objetivo volver a tener un rostro resplandeciente”.

La blefaroplastia más innovadora que es la que practica Jaime García consiste en el reposicionamiento o modificación de las estructuras obteniendo un resultado absolutamente natural. La cirugía de la mirada es uno de los tratamientos más agradecidos porque no se nota y a todos deslumbra.

cirugía de la mirada - blefaroplasttia

SOLUCIÓN NATURAL

El doctor García ha adoptado estas técnicas de blefaroplastia más avanzadas “porque logran un aspecto 100% natural, porque ya no se limitan a cortar, estirar y pegar sino que se basan en una reposición de las estructuras y volúmenes huyendo de resultados artificiales”. Los nuevos procedimientos de cirugía de la mirada permiten la reestructuración, reposicionamiento y recuperación tanto de estructuras como de volúmenes.

Es importante tener en cuenta que si decidimos someternos a este tratamiento es esencial la comunicación con el médico especialista en cirugía plástica reparadora, el profesional capacitado para realizar este procedimiento y su adecuado seguimiento. La blefaroplastia se puede abordar en cualquier momento del año pero quizás una vez finalizado el verano es el momento ideal para prepararnos para lucir una piel radiante y espléndida de cara a la Navidad.

cirugía de la mirada - blefaroplasttia

LA CIRUGÍA Y LA RECUPERACIÓN

La cirugía de la mirada se ha de acometer una vez se ha perdido el moreno, unos 15 o 20 días después de la exposición prolongada al sol. Una blefaroplastia se puede hacer con anestesia general o local y suele durar de una a dos horas. Las incisiones sirven para eliminar o recolocar la piel, el músculo o la grasa, quedando las heridas dentro de las líneas naturales de los párpados.

Además el cirujano plástico Jaime García añade que “la blefaroplastia se puede completar, si es necesario, con un lifting de cuello que favorece aún más el resultado final”. La trasferencia de tejido adiposo es un complemento, seguro e ideal para estos tratamientos. Las heridas se cierran con suturas muy finas y las cicatrices no se acaban apreciando. La recuperación se produce entre 4 u 8 días después del tratamiento y el aspecto mejorará desde el primer mes.