Comparte este artículo o envíalo por email

Cirugía íntima femenina.

Labioplastia, la cirugía que devuelve a los labios menores excesivamente grandes su aspecto normal.

jaime garcia cirujano plastico - cirugía íntima femeninaEn ocasiones los labios menores, los que rodean el orificio de la vagina, pueden ser de un tamaño superior al normal. Este hecho no sólo presenta inconvenientes estéticos sino también puede provocar el desarrollo de infecciones, cistitis y en muchos casos, dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales.

Hay un procedimiento quirúrgico que da una solución a los labios menores excesivamente grandes o con formas anómalas, se llama labioplastia. “Es una técnica que ha evolucionado mucho porque en la actualidad, no sólo se limita a la amputación sino que se lleva a cabo una auténtica reconstrucción para lograr una anatomía normal y bella conservando aspectos anatómicos tan importantes como los bordes de los labios. En la mayoría de los casos se consigue”, según nos ha explicado el doctor Jaime Antonio García, médico especialista en cirugía plástica, reparadora y estética.

Una intervención muy frecuente.

La reducción y reconstrucción de los labios menores es muy frecuente aunque muchas personas lo desconocen. Es más común en mujeres que han tenido hijos aunque también hay jóvenes con esta hipertrofia. El doctor Jaime García indica que “no solo se trata de una simple amputación, sino que se realiza una reconstrucción para que la cicatriz casi no se perciba y se conserven tanto la anatomía como la funcionalidad y sensibilidad de la zona”.

Por lo tanto, los labios menores pueden reducirse a un tamaño funcional y estéticamente más normal para que no resulte problemático ni molesto y sin que pierda su función protectora o su sensibilidad. La intervención se realiza de manera ambulatoria con anestesia local, dura unos 45 minutos y no requiere ingreso en el hospital.

jaime garcia cirujano plastico - cirugía íntima femenina

 Procedimiento personalizado.

Existen varias técnicas para realizar la reducción y la elección de esta se basa tanto en el tamaño y forma de los labios menores como en el tamaño de los labios mayores sobre los que también se puede actuar aumentando o reduciendo mediante lipoimplante o liposucción.

Generalmente, no todos los labios menores son iguales, por lo que se debe aplicar la técnica adecuada a cada paciente, incluso hay ocasiones de grandes asimetrías en los dos labios de la misma paciente.

 

jaime garcia cirujano plastico - cirugía íntima femeninaLa intervención.

Una vez anestesiada la zona, se extirpa minuciosamente el exceso de tejido labial dejando un tamaño, una forma estética y funcional adecuadas. Jaime García considera que “no deben dejarse unos labios menores excesivamente pequeños ya que se puede perder la capacidad de lubricación a la entrada de la vagina”. Es una técnica que a veces se combina con otros procedimientos en la zona para compensar otras alteraciones tanto del pubis como de los labios mayores mediante la transferencia de grasa o la lipoaspiración para adecuar el tamaño de estos, y conseguir un aspecto compensado y funcional.

El postoperatorio causa leves molestias o escozor durante las primeras 48 horas aunque la recuperación es relativamente rápida. Las suturas se eliminan solas en unos 10 o 12 días y por seguridad, se recomienda no mantener relaciones sexuales en unos 20 o 30 días. Generalmente las cicatrices apenas se detectarán.