Comparte este artículo o envíalo por email

Jaime García, comprometido con la Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social Corporativa Jaime GarciaIncluir la responsabilidad social corporativa, RSC, en el modelo de gestión empresarial está cambiando, ya no es algo exclusivo de las grandes empresas internacionales. Cada vez son más las compañías y empresas que incorporan el concepto de RSC como parte de su estrategia empresarial. Y es que la responsabilidad social corporativa consiste en reinvertir en la sociedad de manera que se equilibre el desarrollo económico con el desarrollo social.

La Clínica del Doctor Jaime Antonio García Pérez es uno de los ejemplos de incorporación real de RSC como parte de la filosofía y valores, que rigen su clínica porque tal y como bien explica el doctor García, “es una manera de devolver a la sociedad parte de lo que ésta nos ha dado”.

 

Modelo de crecimiento sostenible

La responsabilidad social corporativa se pone en práctica mediante la colaboración de las empresas con las ONGs e instituciones humanitarias. Es una actividad que se realiza de forma voluntaria y se considera parte de un modelo de crecimiento sostenible que establece lazos entre las empresas y la sociedad.
El doctor Jaime García, además de ser socio de Cruz Roja, ha decidido apoyar a esta institución patrocinando uno de los eventos más señalados como es la Carrera Popular Por la Convivencia que este año ha cumplido su XVI edición. “He decidido contribuir con esta iniciativa porque conozco desde hace muchos años la labor que hace Cruz Roja en las aulas, en los hospitales, en los asentamientos, en las calles, en las pateras…siempre al lado de los más desfavorecidos”, reconoce el cirujano plástico Jaime García.

 Responsabilidad Social Corporativa Jaime Garcia

Responsabilidad Social Corporativa Jaime Garcia

Responsabilidad Social Corporativa Jaime Garcia

Carrera Popular de Cruz Roja

Es una carrera que traspasa el evento deportivo y que sirve para poner en valor y demostrar que la solidaridad, el respeto y la convivencia entre los pueblos nos hace ser mejores personas. Además es un día que sirve para dar visibilidad, a través de talleres y actividades lúdicas, a algunos de los más de 40 proyectos en los que trabaja Cruz Roja Almería, siempre al lado de los colectivos más vulnerables de la sociedad.

En esta XVI edición participaron más de 1000 corredores que como una marea roja tiñeron las calles de Almería a lo largo de su recorrido en el que los participantes pudieron elegir entre los 3,5 o los 7 kilómetros. Gracias a estas facilidades, la carrera de Cruz Roja es un evento en el que participan familias enteras que pueden hacer el trayecto andando, con carrito de niños o incluso en patines. Todo vale en un día para la diversión y la convivencia en el que todos acabamos ganando, sobre todo las casi 70.000 personas a las que Cruz Roja Almería presta su atención.